Advierten de denuncias falsas de maltrato en separaciones.

Kidetza, Federación de Euskadi de Padres y Madres Separadas, advirtió ayer de que durante 2005 se produjo un aumento de denuncias «falsas» interpuestas por malos tratos con el objeto de conseguir acuerdos «ventajosos» en el momento de la separación. Esta es una de las conclusiones de la memoria del ejercicio pasado, que fue presentada ayer.

GASTEIZ

Kidetza, Federación de Euskadi de Padres y Madres Separadas, se mostró ayer preocupada ante el incremento de denuncias «falsas y la utilización incorrecta de la ley de violencia de género» para poder conseguir unos acuerdos «mucho más ventajosos» en el momento de la separación. Recordó, en este sentido, que los jueces han advertido de que existen casos en los que la presunta víctima está provocando que el supuesto agresor quebrante la orden de alejamiento.

Esta inquietud quedó patente ayer durante la presentación de la memoria del pasado ejercicio, donde la federación remarcó el aumento de la demanda de sus servicios, «por estar integrados en un programa global e integral». Dentro del servicio de orientación jurídica, la mayor demanda entre las personas que no han iniciado los trámites de separación, fue la obtención de información ante separaciones, así como los derechos y obligaciones de la pareja. Entre los ya separados, se solicitó sobre todo orientación ante el incumplimiento del régimen de visitas o del pago de pensiones.

Aumentó, además, la inquietud por parte de los hombres en torno a la guardia y custodia compartida. Las personas que llevan tiempo separadas muestran interés sobre el modo de liquidar las sociedades gananciales, generalmente, la vivienda que en su día compartieron con su ex pareja e hijos.

Ante esta situación, Kidetza destacó la importancia de la mediación familiar, un servicio de profesionales «neutrales» que va a tratar de «ayudar a esa pareja a que llegue al mejor acuerdo posible para su vida futura».

Respecto al servicio de orientación familiar y cooparental, destacó la diferencia entre una ruptura de pareja o una paternofilial. Subrayó el aumento de la implicación del hombre en la educación y cuidado del menor. Así, los regímenes de visita han pasado de ser quincenales a dos y hasta tres veces semanales.

Maltrato de adolescentes

Consideró necesario que se recomponga la relación de los adolescentes con sus progenitores, ya que «están surgiendo situaciones de chantaje, maltrato sicológico e incluso de violencia física» hacia estos últimos. Anunció, en este sentido, que el servicio de mediación familiar y sicológico están ya intentando dar salida a dicho problema.

Kidetza reclamó la implicación de las instituciones y, especialmente, de las diputaciones y ayuntamientos. A su entender, es «imprescindible» una actuación específica «muy urgente» para facilitar viviendas de alquiler social o protección oficial al sector de personas separadas y divorciadas. Solicitó, asimismo, a los jueces que no tengan «reparo alguno» al conceder la guardia y custodia compartida.

Durante 2005 atendieron a 941 personas.

Durante el ejercicio 2005 pasaron por las asociaciones de la Federación de Euskadi de Padres y Madres Separados 941 personas, y se atendieron 1.335 consultas vía email o telefónicamente. En cuanto a géneros, el porcentaje es bastante equilibrado, aunque es mayor el número de mujeres, el 55%. La edad media estuvo comprendida entre los 26 y 45 años, con uno o dos hijos. La mayoría de los que acudieron por primera vez no habían iniciado los trámites de separación, que se solicitaron por mutuo acuerdo.

GARA

About laura
lbx019@MPS

Comments

  1. maribel says:

    estoy separada hace tres años imedio, desde entonces estamos en completa lucha por la custodia de la niña , en estos momentos tiene 11 años.
    Las vacaciones las tenemos compartidas, estamos en un punto de encuentro en zaragoza.
    El miercoles por la tarde se llevo a su hija, tenia que dejarla en el punto de encuentro el viernes a las cinco y media, no lo hizo. Hoy domingo no se nada de mi hija. le puse una denuncia, el punto de encuentro le llamo no contesto al telefono.
    Un dia antes de tener que devolver a la niña llamo al punto de encuentro diciendo que para el era puente y no estaba de acuerdo con lo que habia firmado, las chicas del punto de encuentro le intentaron convencer pero tenian dudas de que lo cumpliera.
    Ahora tengo miedo que el martes proximo se tiene que llevar a su hija y no la devuelva a su hora.
    Me gustaria saber si le puedo impedir que vea a su hija hasta que salga el juicio y un juez le ponga su castigo.