Los divorciados entrarán en Etxebide al día siguiente de la separación aunque sean titulares de una vivienda

Las personas divorciadas y separadas con dificultades económicas podrán inscribirse en Etxebide al día siguiente de la separación -aunque figuren como titular de una vivienda-, frente a los dos años que había que esperar anteriormente.

Vasco Press Bilbao.

Además, quienes obtengan por la venta del domicilio un beneficio neto de menos de 75.000 euros, se sube el límite en 3.000 euros podrán participar en las adjudicaciones de VEO, tanto en alquiler como en venta. El consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco, Javier Madrazo, ha presentado hoy en Bilbao las medidas adoptadas por el Departamento junto con la Federación de Euskadi de Madres y Padres Separados (Kidetza) con el objetivo de favorecer el acceso a las VPO a las personas separadas y contribuir a atenuar el nivel de conflicto que se da en una ruptura a la hora de liquidar los bienes comunes.
Según ha explicado Madrazo, el acuerdo es “muy beneficioso” para los padres separados ya que trata de minimizar las consecuencias negativas de las rupturas que conllevan “fragilidad y quiebra económica”. “La vivienda es un foco de conflicto importante tras la ruptura”, ha indicado. Por ello, se han “consensuado” con Kidetza cinco medidas que entrarán en vigor durante el presente año.
La primera recoge la creación de un cupo especial de personas separadas en Etxebide para promociones en régimen de alquiler. Asimismo, quienes carezcan de vivienda o obtengan por la venta del domicilio ex conyugal un beneficio neto de menos de 75.000 euros podrán acceder a las adjudicaciones de vivienda protegida. Hasta la fecha, el límite estaba fijado en 72.000 euros.
En el caso de custodia compartida, se podrá incluir a los hijos en el registro y se tendrá en cuenta el número de habitaciones de la vivienda en función del número de hijos.
Por último, las personas separadas o divorciadas podrán inscribirse en Etxebide desde el día siguiente de la separación sin tener que esperar a los dos años. En Euskadi alrededor de 6.000 personas se separan cada año, no obstante, existen más de 50.000 personas en esta situación, lo que lo convierte en un colectivo “amplio y en crecimiento”.
Desde Kidetza hacen una valoración “positiva” del acuerdo puesto que favorece “la disminución de los conflictos familiares y la mediación familiar”. Según ha explicado el presidente de la Federación, Justo Sáez, estas medidas permiten que los menores puedan relacionarse con ambos padres.

DEIA

About laura
lbx019@MPS

Comments

  1. Leopoldo Conde says:

    Se puede realizar la solicitud por internet?
    Y concretamente en mi caso separado y con un hija, solicito
    vivienda en bilbao centro en regimen de alquiler