Álava garantizará la pensión alimenticia a los hijos de padres separados

Álava vuelve a adelantarse a todas las demás administraciones en cuestiones sociales y está a punto de crear un fondo para garantizar que los hijos de padres separados cobren siempre la pensión alimenticia. La iniciativa, impulsada por el grupo del PSE en las Juntas Generales, «pretende proteger a los más débiles, en este caso, los menores y las personas discapacitadas» en los casos de divorcios en los que uno de los padres se niega a cumplir con sus cargas familiares, explicó la procuradora Eva Jiménez.    

En sólo unas semanas, aclaró, el Instituto Foral de Bienestar Social dispondrá de una bolsa de 50.000 euros con la que se podrá ayudar a las familias que demuestren, mediante fallo judicial, que carecen de esta asignación necesaria para cubrir las necesidades básicas de alimentación de los pequeños de la casa o de mayores de edad, pero con discapacidad de más del 33%.

La institución foral se pone por delante por tanto de otras instituciones y será la primera en desarrollar uno de los preceptos de la Ley Vasca de Igualdad. Las cuantías de las ayudas oscilarán entre los 1.000 y los 750 euros anuales, o la parte proporcional de las mensualidades no satisfechas para hogares con ingresos inferiores a dos veces el salario mínimo interprofesional.

Esta iniciativa, matiza Eva Jiménez, «no es un fondo asistencial». La Diputación lo que hará será adelantar el dinero que deben aportar por lo general los padres separados. Luego, la propia Administración foral dispone de mecanismos para cobrar al progenitor -a través de embargos de cuentas, por ejemplo- lo que le debe. La medida forma parte del pacto presupuestario de 2006 entre PSE y PP.

EL CORREO DIGITAL