Álava lidera las ayudas por conciliación solicitadas por hombres en Euskadi

los funcionarios aglutinan el 26% de las peticiones de 2006

El Gobierno Vasco amplía las subvenciones a trabajadores con hijos menores de 3 años o con familiares dependientes.

 vitoria. Los hombres alaveses solicitaron casi el doble de ayudas para la conciliación de la vida laboral y familiar que los guipuzcoanos y los vizcaínos durante 2006. Un 9,22% de las peticiones realizadas en el territorio correspondieron a varones, mientras que esa cifra fue de un 5,31% en Bizkaia y un 5,27% en Gipuzkoa. Durante el pasado año el Gobierno Vasco repartió 19 millones de euros entre 10.725 personas, de las que 656 fueron hombres.

El consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social del Gobierno Vasco, Joseba Azkarraga, dio a conocer ayer estos datos, tras la aprobación del nuevo decreto de conciliación, que abre el abanico de las ayudas a los trabajadores que asisten a familiares dependientes y a los que tienen que contratatar cuidadores para sus hijos menores de 3 años. Euskadi avanza así en la concertación del trabajo y la familia, en la que se invertirán 127,2 millones de euros hasta el año 2010.

Según Azkarraga, los empleados de empresas privadas son los que más ayudas cursan. Un 74% de las solicitudes registradas en Álava durante 2006 fueron tramitadas por estos trabajadores, mientras que los funcionarios representaron el 26% del total.

Con este decreto, el Gobierno Vasco refuerza las ayudas puestas en marcha en 2001, que engloban a las personas que quieran acogerse a una excedencia o a una reducción de jornada para cuidar a sus hijos y a las empresas que deban sustituir estos puestos.

A partir de ahora se contempla como situación subvencionable el acogimiento familiar, permanente o preadoptivo, así como la tutela. Además, se establecen unos límites máximos de duración de los beneficios para promover una mayor implicación de ambos progenitores. Así, el plazo será mayor cuando sean ambos los que se acojan a las ayudas. Al igual que en años anteriores, las subvenciones destinadas a los hombres serán mayores que las que reciban las mujeres, con el fin de “potenciar la corresponsabilidad de la pareja”. Según Azkarraga, el porcentaje de peticiones realizadas por hombres ha pasado de un 5,2% en 2002 a un 6,12% en 2006.

novedades Después de la aprobación del nuevo plan, los trabajadores que necesiten o deseen dedicar más tiempo al cuidado de familiares dependientes podrán optar a una ayuda. Las cuantías serán las mismas que las destinadas a las personas que se dedican a sus hijos e incluyen la misma discriminación positiva hacia los hombres.

Por otro lado, las familias con hijos menores de tres años que no estén matriculados en una escuela infantil financiada con dinero público entran a formar parte de las personas con derecho a ayudas para la contratación de cuidadores a domicilio. Según informó el consejero, la cuantía de la ayuda dependerá de la renta familiar. Las mujeres que se acojan a una excedencia laboral para cuidar de sus hijos o de familiares en situación de dependencia recibirán 2.400 euros anuales y los hombres, 3.000. En el caso de la reducción de jornada, las ayudas oscilan entre los 1.350 y los 1.800 euros en el caso de las mujeres, y entre 1.800 y 2.400 euros para los varones.

 

About laura
lbx019@MPS