Las parejas que se comprometen con la terapia tienden a permanecer unidas

A la consulta de Amaya Gómez acuden cada mes cuatro parejas, cifra que se duplica en septiembre. Sus desavenencias no pueden con el amor que se profesan y buscan una solución que no han podido encontrar por sí mismos para seguir adelante con la relación.

bilbao. Hace unos años, las terapias de pareja comenzaron a ocupar las películas norteamericanas. Aquí recurrir a ellas parecía un disparate o uno de los secretos mejor guardados. ¿Acudir a un psicólogo? ¿Para qué? ¡No lo necesito! Sin embargo, cada día son más las parejas que requieren de la ayuda de un especialista.

¿Las parejas se dan durante el verano una última oportunidad para intentar salvar la relación?

Sí, porque piensan que van a encontrar tiempo para reflexionar y para descubrir si se pueden arreglar las diferencias.

¿Les es más difícil dar el paso de acudir a terapia o seguir los consejos del especialista?

Dar el primer paso porque al hacerlo están admitiendo que existe un conflicto.

¿Por qué acuden cada vez más?

Porque ya han intentado antes otras soluciones y no lo han conseguido. Entonces el terapeuta actúa de mediador a lo largo de todo el proceso terapéutico.

¿Cuáles son los objetivos de la terapia?

Los más importantes son aumentar el intercambio de conductas positivas, entrenarles en habilidades de comunicación y en resolución de problemas de expresión afectiva.

Cuando algo nos disgusta, tendemos a ver lo demás como negativo.

Sí, por eso también hay que cambiar el patrón de reciprocidad negativa introduciendo conductas positivas porque siempre hay un círculo vicioso en el que si ves que hay una cosa que no te gusta, ya nada te gusta.

¿Y todo eso se realiza en pareja?

No, primero manejamos los conflictos a nivel personal e individual y después en pareja.

¿Qué hacen individualmente?

Técnicas de respiración y relajación a nivel fisiológico y cognitivo e identificación y reestructuración de pensamientos negativos que se hayan podido acumular.

¿Y en conjunto?

El entrenamiento en la asertividad y toma de decisiones y mejora de habilidades sociales específicas, como pedir ayuda una vez que se ve que la pareja empieza a desequilibrarse.

Parece mucho trabajo.

Además también se trabaja la mejora de la autoestima y técnicas de afrontamiento de la ansiedad con el incremento de actividades gratificantes que puedan hacer juntos.

Es importante que ambos pongan de su parte.

Sí, porque llega un momento en el que cada uno decide hacer las cosas por su lado, por eso son tan importantes las tareas que puedan hacer en pareja, como pasear, ir a la playa o montar en bicicleta.

¿Les manda deberes para que realicen en casa?

Sí, después de cada sesión tienen que realizar una serie de tareas a nivel individual y a nivel de pareja para poner en práctica las técnicas aprendidas.

¿Son eficaces?

Si se comprometen con la terapia y llegan a acuerdos sí tienden a permanecer unidas. Acuden de modo voluntario, por lo que en la mayoría de los casos están abiertos a participar y seguir las diferentes pautas del proceso.

About laura
lbx019@MPS